Cirugía Corporal

Retiro de Implantes Mamarios

Retiro de Implantes Mamarios

Toda paciente que desea aumentar el tamaño de sus mamas o senos tiene una expectativa muy alta de la cirugía que le van a realizar, en general quiere un resultado lo más natural posible y utilizar implantes de la mejor calidad, que le ofrezca la garantía de no tener que cambiarlo en ningún momento. 

Sin embargo, aunque la colocación de implantes mamarios o mamoplastia de aumento es una cirugía muy segura, la mayoría de los implantes dan garantía solo por 10 años y más aún, ninguna paciente puede saber si con el paso de los años, al cambiar sus expectativas del tipo de vida y de la percepción de su cuerpo, puede necesitar el retiro de los implantes mamarios. Ante esta situación, una paciente tiene dos posibilidades, o se los retira, o se los cambia.

Si la paciente desea mantener un volumen en sus mamas, igual, menor o mayor al anterior, pero que por efectos del tiempo sus senos ya se han caído o le parece que el volumen no es adecuado por ser muy grande o pequeño, o incluso si se ha presentado algún problema médico con uno o los dos implantes como contractura del tejido capsular inflamatorio alrededor del implante, o una colección de líquido, o una ruptura del mismo, la mejor opción es realizar una pexia o elevación mamaria y el cambio del implante por el tamaño deseado.

De otra parte, el retiro de los implantes se realiza si la paciente no desea mantener más los implantes en su cuerpo, aunque técnicamente no es un procedimiento sencillo, es una cirugía que se puede efectuar contrario a lo que muchos pensaban, dejando en algunos casos cicatrices solo alrededor de las areolas, y en otros casos también cicatrices verticales en el polo inferior, con un volumen mamario igual o ligeramente menor al que la paciente tenía antes de colocarse por primera vez los implantes, pero logrando que la forma y posición de los senos sean satisfactorios, similares o incluso mejores a la apariencia inicial de las mamas antes del aumento. Adicionalmente, si la paciente desea algo más de volumen, es posible realizar una lipoinyección o injerto graso para mejorar el contorno y la forma mamaria después del retiro.

Este retiro de los implantes de senos requiere que las pacientes estén muy conscientes y seguras de no querer tener más implantes puesto que la cirugía implicará un cambio muy importante en el tamaño y volumen de sus mamas, lo cual se ve en el contorno de su cuerpo y su apariencia estética general, sin embargo, si posterior a ello cambian de opinión, es posible volver a colocar nuevos implantes en un tiempo no menor a tres meses de la cirugía del retiro. Las pacientes siempre deben tomar la decisión por sí mismas pero asesoradas de su Cirujano Plástico, el cual es una especialista en el área de la Cirugía Estética.

Este procedimiento tiene una duración de dos a tres horas, dependiendo de si se necesita retirar la cápsula por los implantes previos o capsulectomía, se realiza bajo anestesia general, y es de carácter ambulatorio a no ser que existan condiciones clínicas en la paciente que indiquen una hospitalización. Puede necesitarse el uso de drenajes.

Los eventos adversos son similares a la mamopexia y se pueden presentar hematomas, seromas, infecciones, sufrimiento de los bordes de piel y/o heridas, inadecuada cicatrización, alteraciones en la sensibilidad en las areolas. 

Después del retiro de los implantes de senos, como parte de los cuidados postoperatorios, las pacientes deben mantener un vendaje por dos semanas, sostén permanente especial por dos meses, no acostarse boca abajo por un mes, no realizar esfuerzos mayores con sus brazos y el tórax por un mes, asistir a los controles médicos con su Cirujano Plástico las veces que sean necesarias, tomar la medicación indicada tanto para la inflamación como para el manejo de cicatrices; normalmente el período de incapacidad para actividades laborales que no implican grandes esfuerzos físicos es de una semana.

Galería de Retiro de Implantes Mamarios

cm-1