Abdominoplastia

Abdominoplastia

La abdominoplastia es el procedimiento quirúrgico que consiste en quitar la piel y tejido graso sobrante en el abdomen, por debajo del ombligo, también conocida como demolipectomía o lipectomía, y además en unir los músculos abdominales en el centro y en las regiones laterales, conocido como plicatura, dándole al abdomen una apariencia plana y con mayor definición de la cintura.

Está indicada en pacientes que por cambios hormonales, embarazos, cirugías abdominales previas, sobrepeso y obesidad 

 

tratada, presentan flacidez en el abdomen, estrías y/o cicatrices, y un tejido graso con piel sobrantes por debajo del ombligo, y en algunos casos además debilitamiento de los músculos de la pared abdominal con mala definición de la cintura y apariencia de un abdomen como herniado o de embarazada.

La abdominoplastia se realiza con una incisión o herida transversa u horizontal en la región inferior del abdomen, por encima del pubis, entre las caderas, con una longitud mayor o menor según sea el caso de la paciente, incluso llegando a ser tan corta como una cicatriz de cesárea, lo que se llamaría una mini-abdominoplastia, o tan larga que se extienda en cinturón hacia atrás, en el caso de pacientes obesas o post-reducción de peso después de algún procedimiento como la cirugía bariátrica, la banda o manga gástrica, o el balón. A través de esta incisión se despega toda la piel y tejido graso hacia arriba (el colgajo), se libera el ombligo y se preserva generalmente en su misma posición, y luego se tracciona hacia abajo quitando lo que está sobrante.  Adicionalmente se unen los músculos en el centro y en las regiones laterales. El resultado final, además de un abdomen plano con cintura, implica una cicatriz en la ubicación ya descrita que con el tiempo toma la apariencia de una estría larga pero inferior y ocultable con la ropa interior y otra cicatríz dentro del ombligo. Si hay estrías por encima del ombligo éstas no se pueden quitar pero al traccionar la piel se ubicarán por debajo del ombligo. Si hay cicatrices en la parte superior del abdomen puede estar indicada realizar la abdominoplastia con incisión superior o inversa, por debajo del reborde inferior de las costillas. Puede no estar indicada si la o él paciente tienen cicatrices inferiores y superiores al ombligo puesto que la circulación de la piel y del colgajo está alterada.

La liposucción del abdomen no es parte de esta cirugía y si se realiza es adicional a la misma; en este caso si se practica en el mismo tiempo quirúrgico tiene alto riesgo de comprometer la circulación y ocasionar sufrimiento de la piel y de la grasa del colgajo del abdomen; por esta razón recomendamos, que si es necesario realizar liposucción adicionalmente, porque el colgajo superior del abdomen también es grueso por aumento del tejido adiposo, es mejor hacerla solo hasta tres meses después de la abdominoplastia, cuando la circulación del abdomen ya se haya estabilizado.

La abdominoplastia tiene una duración entre hora y media a tres horas, dependiendo de si es miniabdomninopastia o abdominoplastia; se realiza bajo anestesia general en la mayoría de los casos, o regional; no debe combinarse con otros procedimientos del abdomen al tiempo como cirugías ginecológicas, gastrointestinales, o urológicas, por el alto riesgo de infección; es de carácter ambulatoria a no ser que existan condiciones clínicas en el paciente que justifiquen su hospitalización o que se haya combinado con otros procedimientos estéticos.

En el postoperatorio se producen dolor, inflamación, morados (equimosis), sensación de tensión y tirantez en la piel y el los músculos, disminución de la sensibilidad de forma transitoria, y drenaje serosanguinolento entre cinco a quince días según el tejido graso del paciente.

Dentro de los eventos adversos pueden presentarse hematomas o seromas persistentes a pesar de los drenes, infecciones, sufrimiento de la piel del colgajo y/o heridas, alteraciones de la sensibilidad persistentes, cicatrización inadecuada. Los riesgos anéstesicos y quirúrgicos son similares a los de cualquier otro procedimiento quirúrgico.

La recuperación implica el uso de antibióticos y analgésicos durante una semana, dormir semisentada y con la piernas dobladas además de caminar semiflejada durante una semana, caminar y movilizarse según la posibilidad desde el día siguiente de la cirugía, la presencia de drenes durante el tiempo que se requiera entre cinco a quince días hasta que el drenaje no sea mayor a 50 cc en 24 horas, espuma abdominal por dos semanas, fajas durante dos meses, cremas hidratantes, cuidado de cicatrices con cremas, controles médicos, retiro de puntos entre las tres y cuatro semanas, no realizar esfuerzos de carga ni actividad deportiva durante dos meses, fortalecer los músculos abdominales desde el tercer mes en adelante. La incapacidad médica depende de la actividad laboral pero generalmente está entre una a dos semanas.

Galería de Abdominoplastia

cm-1

Contacto

Dirección

Calle 50 Nº. 8 – 24 Cons 702 Edificio Consultorios 50
Clínica de Marly

 

 

Teléfonos:

+57 314 440 9492
+57 310 559 4992

e-mail
plastica@fabiancuevasmd.com

Sobre Mi

Médico Cirujano egresado de la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Me especialice en Cirugía Plástica, Estética, Maxilofacial y de la Mano en la Universidad El Bosque, en Bogotá – Colombia.

© 2018 fabiancuevasmd.com Todos los derechos reservados.