Procedimientos No Quirúrgicos

Toxina Botulínica

Toxina Botulínica

La toxina botulínica es una sustancia derivada de una bacteria, el Clostridium botulinum, que produce una parálisis parcial, de duración transitoria o temporal, de los músculos de la expresión facial, lo cual disminuye la contracción de estos músculos y la tracción que ellos generan sobre la piel, que es lo que produce las arrugas (rítides). Es de gran utilidad para tratar arrugas en el tercio superior de la cara, específicamente frente, entrecejo, “patas de gallina” y cejas.

Está indicada en pacientes jóvenes que desean disminuir la aparición de arrugas con los años, o en pacientes mayores que buscan disminuir la acentuación de sus arrugas, deteniendo la progresión de las mismas, teniendo en cuenta que en algunos casos en los que ya ha habido caída de los tejidos y flacidez se deben estirar estos tejidos primero para lograr un buen efecto con la toxina.

Su aplicación consiste en infiltrar la sustancia en pequeñas porciones en cada uno de los grupos musculares a tratar según la necesidad; el efecto comienza a observarse entre el tercer y quinto día, tiene su máxima expresión entre el séptimo y décimo día, su duración óptima es entre tres a cuatro meses y posteriormente empieza a decaer el efecto hasta perderse completamente entre los cinco y los seis meses; después de estos seis meses el paciente vuelva es estar como seis meses atrás, tiempo que se le gana al envejecimiento, pudiendo en este momento realizarse otra aplicación, y así sucesivamente. Es importante destacar que no hay empeoramiento de las arrugas en las personas que utilizan este tratamiento.

El procedimiento tiene una duración de diez minutos, se realiza en el consultorio, de forma ambulatoria, sin anestesia o con anestesia tópica en gel colocada una hora antes. 

Durante su aplicación se pueden presentar dolor leve en cada uno de los puntos de infiltración y un ligero enrojecimiento que no dura más de treinta minutos, o incluso pequeños puntos morados (equímosis).

Dentro de los eventos adversos pueden presentarse reacciones alérgicas, infecciones, o incluso un efecto deseado de menor duración; está contraindicada en pacientes con enfermedades neuromusculares.

La recuperación es inmediata. Los pacientes deben permanecer hasta cuatro horas después de la aplicación sin acostarse, sin realizar actividades físicas deportivas o de esfuerzos, y sin masajear o limpiar la cara, puesto que la toxina puede dispersarse y tener otros efectos, después de estas cuatro horas se pueden retomar las actividades normales. Debe asistir a control médico.

Galería Toxina Botulínica

Contacto

Dirección

Calle 50 Nº. 8 – 24 Cons 702 Edificio Consultorios 50
Clínica de Marly

 

 

Teléfonos:

+57 314 440 9492
+57 310 559 4992

e-mail
fabiancuevasmd@yourdom

Sobre Mi

Médico Cirujano egresado de la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Me especialice en Cirugía Plástica, Estética, Maxilofacial y de la Mano en la Universidad El Bosque, en Bogotá – Colombia.

© 2018 DR..Fabian Cuevasmd .Todos los derechos reservados .