Procedimientos No Quirúrgicos

Depilación Láser

Depilación Láser

La depilación consiste en eliminar el mayor número posible de folículos pilosos en cualquier zona de piel de la cara o el cuerpo. Para este procedimiento, existen varias técnicas, sin embargo el láser es con el que se han obtenido mejores resultados. A través de la historia de la evolución del láser han existido diferentes tipos de luz con las que se ha realizado la depilación pero actualmente los que se utilizan son el NdYAG y el Diodo. 

Dentro de otros tipos de tratamientos también es posible realizar depilación con luz pulsada intensa (IPL) que no es un láser pero se logran buenos resultados.

La depilación láser no es definitiva ni permanente pero sí es lo suficientemente buena para lograr resultados a muy largo plazo y superiores a otros tratamientos. El láser actúa a nivel del folículo piloso, produciendo una quemadura y daño del mismo, y por consiguiente de la glándula sebácea que comparte el folículo, es por esto que también mejora enfermedades como la foliculitis y previene la forunculosis y la hidradenitis supurativa, que son frecuentes en zonas con bastante pelo. Pero ese daño del folículo es relativo porque por cicatrización puede haber regeneración de algunos folículos, y también por cambios hormonales o enfermedades como el Cushing.

La duración del resultado depende en gran parte del paciente: el color del pelo, el grosor del pelo, la cantidad de pelos, y el color de la piel. Los factores que favorecen el resultado son un color de pelo oscuro, un grosor intermedio, menor cantidad de pelos, y un color de piel más blanco. Los pacientes presentan disminución en la cantidad de pelo, menor velocidad de crecimiento, o incluso desaparición del mismo, una vez completado el protocolo de tratamiento (número de sesiones), por periodos de tiempo entre tres, seis, nueve o doce meses, e incluso hasta por tres a cuatro años.  

Este procedimiento está indicado para pacientes que desean disminuir la cantidad de pelo por razones estéticas o por razones médicas como la foliculitis, la forunculosis o la hidradenitis supurativa. Si los pacientes cumplen con los criterios de buenos resultados, como el color del pelo, etc, tienen absoluta indicación, y si no los cumplen la indicación es relativa porque el resultado no será tan bueno, en cuyo caso el paciente de tomar la decisión.

Para el procedimiento el paciente debe estar afeitado, no depilado con cera ni con depilador, puesto que esto elimina el folículo y el láser no actuaría, en cambio con el afeitado el folículo permanece íntegro. Si el paciente asiste a la sesión de depilación láser con el pelo sin afeitar, este absorbe toda la luz del láser y podría incluso quemar la piel. En el momento de realizar la sesión de depilación se coloca un gel en la piel y la pieza de mano del láser sobre la piel con las especificaciones técnicas necesarias.

Tiene una duración dependiendo del número de zonas a tratar, desde cinco minutos a una hora; es ambulatorio, en consultorio, y no requiere anestesia. Hay una leve sensación de ardor y un leve enrojecimiento que desparece en diez a treinta minutos.

Dentro de los efectos secundarios puede haber leve irritación de la piel. Los resultados se ven desde la primera sesión y se repiten sesiones cada dos a seis semanas, en promedio cada cuatro.

La recuperación es inmediata y no requiere de incapacidad, lo importante es la hidratación de la piel y no depilarse con ningún otro método. Son importantes los controles médicos para el seguimiento de la respuesta al tratamiento.

Galería Depilación Láser

cm-1

Contacto

Dirección

Calle 50 Nº. 8 – 24 Cons 702 Edificio Consultorios 50
Clínica de Marly

 

 

Teléfonos:

+57 314 440 9492
+57 310 559 4992

e-mail
plastica@fabiancuevasmd.com

Sobre Mi

Médico Cirujano egresado de la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Me especialice en Cirugía Plástica, Estética, Maxilofacial y de la Mano en la Universidad El Bosque, en Bogotá – Colombia.

© 2018 fabiancuevasmd.com Todos los derechos reservados.